No se puede negar el hecho de que el dióxido de carbono desempeña un papel importante en su acuario. Igualmente vital es la necesidad de tener niveles equilibrados de la misma. Si se inyecta demasiado o muy poco, solo se puede ver en agonía ya que todas sus plantas y peces perecen. Sin embargo, si alcanzas ese punto dulce, puedes maravillarte cuando lo desees mientras tus peces y plantas prosperan, brillan y florecen en su pequeño pero exquisito mundo acuático.






La dificultad en la suplementación de dióxido de carbono en acuarios con plantas vivas es que dichas plantas también liberan dicho gas en ciertos momentos del día. Si no se controla, esto podría causar una acumulación de dióxido de carbono, que podría amenazar los niveles de oxígeno del tanque, lo que provocaría la muerte de los peces, además de alterar el equilibrio del pH del acuario. Otro problema es que ciertas plantas vivas no sobrevivirán en un acuario sin niveles de dióxido de carbono superiores a los normales. Después de todo, los tres factores principales que siempre debe tener en cuenta si desea que sus plantas de acuario crezcan y prosperen adecuadamente son los nutrientes, la iluminación y, por supuesto, la distribución de dióxido de carbono.

¿Qué hará un difusor CO2 para mi Fish Tank?

Aquí es donde entra en juego un difusor CO2. Estos difusores son básicamente los responsables de ayudar a que el dióxido de carbono se disuelva mejor en los acuarios. Después de todo, si inyecta directamente dióxido de carbono en el agua, es probable que se formen como burbujas y que no se mezclen de manera óptima con el agua.

Dependiendo del difusor que esté utilizando, este ingenioso instrumento generalmente lo hace interactuando con el agua y permitiendo que absorba fácilmente el dióxido de carbono, lo que hace posible que dicho gas permanezca en el agua por períodos prolongados. El proceso por el cual los difusores interactúan con el agua se llama agitación, que en pocas palabras, es el acto de mezclar dióxido de carbono con el agua en el acuario.

Los tipos de difusores más eficientes son generalmente los que vienen en forma de espiral, también conocidos como sistemas deflectores. Están diseñados como tales para retrasar la inyección de dióxido de carbono en la pecera, lo que facilita su regulación. También hay difusores en forma de campana que mantienen el dióxido de carbono en sus estructuras en forma de campana para asegurarse de que el gas se está difundiendo de la mejor manera posible. También hay un tipo especial de difusor CO2 que se utiliza para disminuir los niveles de pH del agua también. Por lo general, estos se instalan si hay corales en el acuario que también necesitan inyecciones de calcio.

Por supuesto, todo esto se hace en base a las inyecciones de dióxido de carbono sugeridas que su acuario necesita. Y, de acuerdo con los hechos indicados anteriormente, no hay dos acuarios que tengan los mismos requisitos de dióxido de carbono. Esta es la razón por la cual es mejor consultar a los expertos primero con respecto a esta especificación tan importante. Muchos dueños de acuarios cometen este error común, que resulta en un notable retraso en el crecimiento de las plantas y, si no se aborda, incluso puede llevar a su muerte.